¿Agregarías a tu mamá en el Facebook?

Estás en el Facebook, chateando con tus amigos, espiando la vida de los demás, nada nuevo. Pero hay una notificación que marca un antes y después de tu vida social en las redes.

Ves que se prende esa luz roja de amistad, te da curiosidad, haces clic y ¡sorpresa! ¡tu mamá!  Si, la querés un montón y decís ¡qué tierna,  mi mamá se hizo un perfil en Facebook! Pero a medida que empiezan a transcurrir los minutos en tu mente empieza a funcionar una transformación tan grande que se representa en múltiples preguntas… ¿Verá todas las fotos mías hasta las del boliche y con unas copas de más? ¿Sabrá de mis antiguas relaciones? ¿Se enterará de los lugares que frecuento y que nunca le conté? ¿Me leerá los mensajitos de mi novio/a en el muro e inclusive ex novios?

Es cuando te preguntás seriamente qué hacer ante todo lo planteado por la máquina de tus neuronas en tan sólo 10 minutos.

Sin duda, es una de las solicitudes más auténticas porque nadie en esta vida te va amar tanto como tu mamá; pero, paradójicamente una de las más demoradas, porque a ningún amigo que conocías hiciste esperar tanto su solicitud como a la de tu mamá.

Si no mirá esta campaña de marketing online en España que representa el fiel reflejo de lo que todo nos preguntamos… ¿Agregarías a tu mamá?

(Fuente: mdzol.com)