Viralizar, “El objetivo” : Tattoo 2.0

Esta más que claro que el objetivo de las Redes Sociales se ha vuelto adjuntable en una sola palabra “viralizar”. Con esto conseguís fans, seguidores, lectores o tantos nombres que se pueden nomenclar de acuerdo al rubro del cual trabajás y a la red que utilizás. Pero ¿Hay límites? Hasta ahora parece no haberlos.

No hablo de límites laborales, ya que en el trabajo uno es su propia fuente de inspiración y que con un poco de creatividad, sentís que volás; sino de límites morales, eso que pocos hacen, ser auténticos. A veces dan ganas de llorar, a veces de reír como este caso.  

Este publicista “Fred” decidió tatuarse un QR en su brazo. Obviamente es modificable, o sea, se pueden renovar los datos a los cuáles direcciona. En la nota que adjunto, dice que este señor se paseó por varios tatuadores porque ninguno se animaba, ya que ante el mínimo detalle, los móviles, tablet no lo iban a leer. 

Mal no le va pero es una práctica conciente de un final próximo para mi gusto. Pienso que los QR están en desuso o en su defecto tendrán grandes reemplazantes en el futuro próximo, ya se empiezan a utilizar otras estrategias de marketing pero como dije anteriormente, un caso para reír y no para llorar. 

¿Vos qué opinás?